Imprimir esta página
TRATAMIENTO DE SISTEMAS DE RIEGO. 

Limpieza y acondicionamiento de cintas de riego y otros componentes de sistemas de riego.

BROXIDE basa su acción en el oxígeno activo, que otorga un excelente grado de limpieza.

Es económico ya que su acción es eficaz a bajas concentraciones y a bajas temperaturas.


Limpiador sin formación de espuma a base de ácido acético y peróxido de hidrógeno. Se consigue una desincrustación y una limpieza en profundidad de los sistemas de riego (cintas, filtros, goteros, etc.) utilizados en el regadío de todo tipo de árboles, cítricos, verduras, hortalizas, frutas del bosque, berries, etc.

Basa su acción en el denominado oxígeno activo, que otorga a las superficies un excelente grado de higiene y aporta oxigenación al agua, evitándose así la saturación del agua, con los correspondientes beneficios al proceso de regadío.

Desincrusta y elimina materia orgánica, la cual puede llevar a la aparición de hongos, bacterias, algas, etc. Con su utilización se elimina el barro producido por el abono incrustado en los goteros, con lo que se evitan las enfermedades típicas de los cultivos.

Se puede aplicar en cualquier fase del cultivo, incluso durante campaña, aunque deberá tenerse en cuenta el tipo de cultivo a tratar.

Su acción es eficaz a bajas concentraciones y a bajas temperaturas.

Incorpora aditivos solubilizantes que hacen que pueda ser utilizado con aguas de cualquier dureza, evitando la formación de precipitados salinos. Tiene una gran estabilidad frente a la materia orgánica y efecto pasivante en las conducciones.


En el sector agrícola se utiliza para la limpieza y desincrustación de cintas de riego y otros componentes gracias a la conocida acción del peróxido de hidrógeno.

Se utiliza en la eliminación de materia orgánica y lodos incrustados en cintas de riego, goteros, etc.
Limpieza en profundidad y preservación de las bandejas utilizadas en semilleros, así como los filtros obturados de balsas y sistemas de riego.

Puede utilizarse como aditivo para aguas de proceso (recirculación, lavado de superficies, procesado de frutas y verduras, etc.) con posterior enjuagado con agua.

N.º Registro Sanitario: 37.0000088/MA y 31.0001778/MA. 


La dosificación orientativa para obtener una limpieza y desincrustación de los sistemas de riego (cintas y goteros), antes y/o después de campaña y/o mantenimiento, para 30 minutos de riego de tratamiento, es:

  •  Tratamiento de choque: 3 – 5 litros por hectárea a la semana durante dos semanas.
  • Tratamiento de mantenimiento: 2 litros por hectárea semanalmente.

También puede adicionarse directamente al agua de la balsa a razón de 35 – 40 litros por cada 1000 m3 de agua (dependiendo de las condiciones previas del agua) con lo que la limpieza y desincrustación se realiza desde el inicio del regadío.

Puede atacar ligeramente al acero, acero galvanizado y al cobre. Para otros materiales se recomienda hacer pruebas de compatibilidad

 

Productos relacionados (por etiqueta)