Tlf: 952329100 - Email: comercial@brikensa.com

  • Previous
  • Next

Como resina puente de unión: HERMES-MOR se utiliza puro. Las superficies sobre las que se vaya a aplicar deben estar limpias de contaminantes y secas, y con el poro abierto (para la limpieza y dependiendo de la naturaleza de los contaminantes, se pueden utilizar nuestros productos desincrustantes NUMBER-X u ONS, o nuestros desengrasantes alcalinos ALKALINE o G.M. y al disolvente, SPLHEN). Aplicar HERMES-MOR puro a rodillo, brocha o pistola en forma de película continua sin excesos. Para proceder a la colocación del nuevo hormigón o mortero habrá que esperar que el producto pierda su color blanquecino y se torne casi incoloro.

Para la terminación de suelos: Añadir sobre el hormigón un mortero tratado con HERMES-MOR en la proporción del 15% al 20% de HERMES-MOR sobre el peso del cemento. Reducir en agua la cantidad adicionada de producto.

En la reparación de pavimentos antiguos: Limpiar a fondo el pavimento de grasas y suciedad en general. No hay necesidad de picar. Dar una imprimación del producto con brocha o rodillo por toda la superficie a reparar, esperando el tiempo suficiente a que la superficie quede pegajosa al tacto. Verter sobre ésta superficie y con espesor no inferior a 5 cm., un mortero a base de HERMES-MOR en la proporción de 15% a 20% sobre el peso del cemento.

Sobre estos suelos se puede echar gránulos minerales que actúan como partículas antideslizantes dando gran resistencia al desgaste (carburo de silicio y óxidos minerales que tengan gran dureza). La aplicación de estos gránulos se hace cuando ha empezado el fraguado aplicando previamente un riego de HERMES-MOR diluido para evitar que las partículas penetren demasiado, dándoles finalmente un alisado.

NOTA: Una vez que se haya dado la imprimación, y al cabo de uno o dos días, ésta se seque, se puede recuperar su pegajosidad rociándole agua.

De igual forma, desconchados, desprendimientos de esquinas, etc., se pueden reparar fácilmente con morteros a base de HERMES-MOR.

Revocos: Paredes y columnas donde ha quedado liso el hormigón después del desencofrado, se puede revocar con un mortero de HERMES-MOR sin necesidad de picado, en una proporción del 10% al 20% sobre el peso del cemento, restando esta cantidad del agua de amasado.

En la confección de morteros adhesivos e impermeables: Utilizando un 15% ó 20% de HERMES-MOR sobre el peso de cemento, se logran masas con un gran poder adhesivo, para la colocación de plaqueta cara vista, piedra, etc., logrando así reducir la absorción de agua. Se debe recordar que se reducirá la cantidad de agua de amasado.

Pastas niveladoras: Con la incorporación de HERMES-MOR a las mismas, se logran morteros con raseo a base de capas muy finas con buen anclaje y dureza, sobre la que se pueden aplicar diversos pavimentos, parquet, sintasol, etc. Se suele añadir en un 10% sobre el peso del cemento, disminuyendo la cantidad de agua de amasado.

Para emulsiones asfálticas, el uso de HERMES-MOR mejora la trabajabilidad y elasticidad, disminuyendo su tendencia  a la fragilidad. La dosificación depende de la emulsión asfáltica por lo que se recomienda realizar pruebas de dosificación.

Precauciones a tener en cuenta en el modo de empleo: La temperatura ambiente en el lugar de aplicación no deberá descender por debajo de los 5º C. Es recomendable hacer una pequeña cantidad a mano, a fin de estudiar convenientemente la dosificación antes de emplear el procedimiento necesario. No permitir tráfico pesado hasta por lo menos 14 días. Es transitable a las 24 horas y permite tráfico ligero a los 3 ó 4 días. En climas muy cálidos o secos, cubrir la superficie con nuestro producto para la protección del curado, PLASMOR.


« Anterior 4/4 Siguiente