Tlf: 952329100 - Email: comercial@brikensa.com

  • Previous
  • Next

Los soportes más comunes suelen ser hormigón, soleras de mortero y similares. Deben estar totalmente limpios, sin polvo, musgos, aceites, pinturas, grasas, desencofrantes, barnices, ceras, yeso, lechadas de hormigón, restos de cola, etc. Sobre suelos poco porosos conviene aplicar una imprimación como nuestro RESIBRIK, o mejorar la rugosidad por medios mecánicos. Si esto se realiza mediante productos químicos (como nuestro formulado NUMBER-X) hay que hacer una limpieza exhaustiva para que no queden restos. Antes de la aplicación de la pasta niveladora hay que asegurarse que la humedad residual este por debajo de lo recomendado. También es necesario comprobar la dureza y estabilidad del soporte. Las coqueras o agujeros que puedan existir con profundidad mayor a los 3 mm deben ser rellenados.

Las superficies deben humedecerse pero sin provocar encharcamiento, lo cual es útil para ayudar a la fijación, a la penetración en el poro y al curado del mortero, procediéndose a la aplicación de la pasta cuando el soporte tenga un aspecto mate de seco.

  1. Desmontar rodapiés, puertas o cualquier otro elemento de construcción que pueda interferir en la aplicación del producto.
  2. Eliminar con un rascador todas las partículas que se puedan desprender de las fisuras existentes. Rascar también todas las juntas entre baldosas o lamas de madera.
  3. Abrir todas las fisuras en “V”.
  4. Dejar las fisuras libres de polvo.
  5. Limpiar la superficie.
  6. Rellenar  las  fisuras, bien con nuestro mortero J.M.I.-49, o bien con NIVELSA mezclado con arena fina.

Es importante comprobar la planeidad del soporte, y en su caso, localizar y marcar los desniveles.

Batidora eléctrica u hormigonera, llana de nivelación, rascador, cepillo, paleta, nivel de burbuja, y si fuera necesario una imprimación de adherencia.

Amasar NIVELSA con 5'5 – 6 litros de agua limpia por cubo de 25 kg. hasta obtener una pasta fluida y homogénea, con la ayuda de una mezcladora de baja velocidad (500 r.p.m.), y dejar reposar unos dos minutos. El tiempo útil de la pasta es de unos 15 minutos, dependiendo de las condiciones ambientales, ya que a menor temperatura el tiempo de utilización es mayor y a temperaturas altas se acorta.

El producto se extiende y alisa con llana niveladora con un espesor nunca superior a 3 mm., siendo el espesor recomendado de 2 a 3 mm.

Para espesores mayores, mezclar dos partes de NIVELSA con una parte de arena de sílice de 0 a 4 mm, amasando con un 5 % menos de agua, aunque de esta forma se pierden propiedades autonivelante. Por ello se recomienda realizar un acabado con una capa de 3 mm. de la forma habitual que se describió anteriormente.

Para aplicaciones en vertical convendría mezclar con arena de 4 – 8 mm. de granulometría y menor cantidad de agua, utilizando un encofrado al efecto, y realizando siempre pruebas de estabilidad según el caso.

Suelos de madera y parquet: Deben ser suelos estables, sin flexión, con las lamas bien pegadas. Revisar el estado de las lamas y fijarlas con clavos si están sueltas. Tapar las juntas o fisuras. Las juntas entre paneles también deben rellenarse. Como norma general, los soportes de madera sobre los que se va aplicar una pasta niveladora deben tener una gran estabilidad y no ser deformables.

Suelos con baldosas: Inspeccionar toda la superficie y quitar las baldosas que se muevan o suenen a hueco. Rellenar el lugar que ocupaban con NIVELSA.

Se debe tener precaución con un secado prematuro del mortero, lo cual se produce con facilidad en días calurosos o con fuertes vientos.

Para prevenirlo se pueden utilizar láminas de polietileno o nuestro líquido protector del curado PLASMOR.

Respetar la cantidad de agua de amasado. No añadir agua al producto una vez que comienza ha endurecer tras el amasado. No aplicar por debajo de 5 ºC ni por encima de 30 ºC. No aplicar en exteriores o en suelos en los que se de humedad por capilaridad. Respetar las juntas de dilatación, fraccionamiento y perimetrales.

Se realizará inmediatamente después de la aplicación del producto con agua. Si el producto llegara a endurecerse habría que utilizar medios mecánicos o desincrustantes de uso específico, como nuestro formulado NUMBER-X.

 


« Anterior 4/4 Siguiente