Imprimir esta página
MORTERO IMPERMEABILIZANTE. MONOCOMPONENTE. A BASE DE CEMENTO. RESINAS SINTÉTICAS Y HUMO DE SÍLICE. MORTERO DE REPARACIÓN

Mortero monocomponente impermeabilizante y de reparación.

Regularización de superficies.

Impermeable bajo 20 metros de carga de agua, gracias a las resinas incorporadas y al humo de sílice.

Excelentes resistencias mecánicas y de adherencia al hormigón.

Constituye una excelente pintura a base de cemento.

 


Es un mortero monocomponente, hecho a base de cemento, áridos seleccionados, humo de sílice y resinas sintéticas. JMI-49 es un mortero que asemeja su resistencia a la compresión, con la resistencia del sustrato que se quiere reparar, y que hace que se adhiera mejor y dure más. Los resultados de resistencia y adherencia, están indicados en la tabla de características físico-químicas.

La elevada adherencia a superficies, que le proporciona el humo de sílice, hace que el producto sirva para la reparación de coqueras, regularización de superficies de hormigón y reparaciones de pequeño espesor.

  • Es un producto ya preparado, solamente necesita adición de agua.
  • Permite ajustar la consistencia para obtener la trabajabilidad deseada.
  • Excelente impermeabilidad.
  • De fácil aplicación.
  • Excelente adherencia sin necesidad de imprimación previa.
  • Resistente al hielo.
  • No es tóxico ni corrosivo.
  • Presenta buenas resistencias mecánicas y químicas.

 


  • Revestimientos impermeables en piscinas, canales, etc.
  • Sellado de poros en hormigones y morteros.
  • Reparaciones de pequeño espesor, tales como relleno de coqueros, nidos de grava en hormigón, etc.
  • Regularización de superficies.
  • Revestimientos en capa delgada de elementos estructurales.
  • Reparación de aristas, reperfilado de labios de juntas.

Para utilizar JMI-49 se utilizan las siguientes proporciones con agua:

  • Uso para enlucir o revestir: 4 litros de agua por cada saco de 25 kg.
  • Uso para pintar: 10 litros de agua por cada saco de 25 kg. Todos los datos técnicos se refieren al uso para revestir, ya que el uso para pintar se emplea como terminación impermeabilizante de seguridad en base a cemento para una superficie ya hidrofugada o impermeabilizada.
  • El soporte debe estar libre de aceites y grasas o cualquier otra sustancia contaminante, y si fuera preciso se utilizarán medidas mecánicas para eliminar esos contaminantes y así incrementar la porosidad y la adherencia.
  • Los soportes absorbentes se humedecerán hasta que las superficies adquieran un color mate. Se evitarán los encharcamientos. Sólo de esta forma se conseguirá una adherencia perfecta del mortero impermeabilizante, y la máxima eficacia del producto.
  • El amasado con agua, se realizará con un taladro de baja velocidad, hasta conseguir una consistencia pastosa y homogénea.
  • La aplicación para pintar se hará con rodillo de pelo corto, brocha o pincel.
  • Aplicación para enlucir: se aplicará en dos capas mediante llana o espátula. La primera capa con llana dentada, con dientes de 3 - 4 mm.

Se deben tomar medidas oportunas para evitar una desecación excesivamente rápida de la superficie. Esto se evita aplicando nuestro protector del curado PLASMOR.

 

Productos relacionados (por etiqueta)