Imprimir esta página

LIMPIADOR CONCENTRADO DE USO GENERAL

Detergente desengrasante perfumado de uso general.

Alto poder penetrante para una limpieza en profundidad.

Admite diluciones de hasta un 1% en agua, lo que hacen de GLOSSY un producto altamente económico.

De secado rápido, no deja manchas, admitiendo aguas de cualquier dureza.

Lavavajillas manual concentrado.

- Alto poder detergente.

- pH neutro. Por tanto no ataca nada que no ataque el agua.

- Versátil: Se utiliza tanto para la limpieza de suelos; como de vajilla; lavamanos; gel de baño o limpia-cristales.

- De igual manera es de aplicación en la limpieza de placas solares.

- Biodegradable.


GLOSSY es una mezcla equilibrada de tensioactivos aniónicos y no iónicos con alto poder detergente, gran capacidad humectante y espumante, Destaca su secado rápido, no dejando manchas de sales, contando además con excelentes prestaciones con aguas de cualquier dureza.

Elimina grasas y suciedades ya que posee una acción penetrante y profunda, admitiendo grandes diluciones. Su poder de limpieza y desengrase, le otorgan ciertas propiedades antisépticas.

GLOSSY tiene un pH neutro y una composición que no perjudica las manos de las personas que lo utilizan en el lavado a mano.

Es totalmente biodegradable. Alto poder espumante. Saponifica la grasa suspendiéndola arriba, por lo cual después de pasar la fregona y una vez seco el suelo, se puede pasar un pañuelo de bolsillo o un algodón sin que se manchen.


GLOSSY es necesario en hostelería, hospitales y otros centros sanitarios, colegíos y guarderías, residencias, empresas de limpieza, y en el ámbito doméstico.

También es de utilidad en el sector de la automoción en el lavado rutinario de camiones, autocares y carrocerías, para eliminar suciedades provocadas por el polvo, lluvia, etc.

De esta forma, se puede ampliar su aplicación a la limpieza de superficies de placas solares, sin dañarlas ya que cuenta con un pH neutro.

Es eficaz en la limpieza de suelos, mosaicos y pavimentos, vajillas, acero inoxidable, caucho, vinilo, linóleo, mármol, porcelana, paredes no porosas, etc.


La dosificación de GLOSSY depende de su utilización y del grado de suciedad a eliminar.

Se empela mediante trapeado o pulverización. Se deja actuar unos instantes procediendo posteriormente al enjuagado con agua.

Para el lavado de vajillas basta con depositar unos gramos en una esponja húmeda y frotar para arrancar la suciedad.

Para el lavado de suelos: Un taponcito por cada cubo de agua.

Las diluciones de GLOSSY en agua oscilan entre:

  • 1 parte de GLOSSY en 10 de agua para suciedades persistentes de las superficies.
  • 1 parte de GLOSSY en 50 - 100 de agua para limpiezas normales.

Productos relacionados (por etiqueta)