Tlf: 952329100 - Email: comercial@brikensa.com

  • Previous
  • Next

Antes de usar el producto léase detenidamente la etiqueta. Ventílese adecuadamente antes de entrar en el recinto. No mezclar con otros productos químicos. Evitar el contacto con las superficies tratadas. No podrá pulverizarse sobre superficies donde se manipulen, preparen o hayan de servirse o consumirse alimentos. La dosificación de DEAD-MOKE será de 10 c.c./m2 y 3-5 c.c. por m3. Aunque a modo orientativo la cantidad de insecticida a aplicar por m2 oscila entre 5 c.c. (materiales poco permeables como madera, piedra, cemento, etc…) a 10 c.c. (materiales más porosos y permeables tales como tela, cañizo, yeso, etc…). Se recomienda una aplicación semanal.
Modo de empleo específico para uso ambiental: Aplicación mediante pulverización del producto puro, sobre paredes, suelos, techos, instalaciones, etc. No aplicar sobre alimentos o utensilios de cocina. No utilizar en presencia de personas y/o animales domésticos.
Modo de empleo específico en industria alimentaria: Se aplica mediante pulverización del producto puro dirigida a zócalos y suelos. No podrá aplicarse de forma aérea ni nebulizarse. La aplicación se realizará en ausencia de alimentos. Se tomarán todas las medidas preventivas para que los alimentos, maquinarias y utensilios que sean manipulados en los locales o instalaciones tratadas previamente con el producto, no contengan residuos de ninguno de sus ingredientes activos.
Para su aplicación disponemos de nuestro pulverizador eléctrico BRIKEN-FOG.

Modo de empleo para uso ambiental: Aplicación mediante pulverización o termonebulización del producto puro, sobre paredes, suelos, techos, instalaciones, utensilios, etc.

La dosificación de DEAD-MOKE H será de 10 c.c./m2 y de 3-5 c.c. por m3. Aunque a modo orientativo, la cantidad de insecticida a aplicar por m2, oscila entre 5 c.c. (materiales poco permeables como madera, piedra, cemento, etc…) a 10 c.c. (materiales más porosos y permeables tales como tela, cañizo, yeso, etc…).

Se recomienda una aplicación semanal.
Plazo de seguridad: 12 horas.
Para su aplicación disponemos de dos tipos de termonebulizadores: BRIKEN-THERMOFOG de 4 litros y BRIKEN-NEBU de 3,5 litros.


« Anterior 4/4 Siguiente