Tlf: 952329100 - Email: comercial@brikensa.com

  • Previous
  • Next

RNT-100 se emplea diluido en agua, con posterior enjuagado con agua abundante. No debe aplicarse con frotado fuerte.

Acero inoxidable y cromados: Utilizar exclusivamente sobre metales en mal estado por la oxidación. Se puede emplear por pulverización o inmersión, diluido en agua en la proporción 1:20. Enjuagar abundantemente con agua y posteriormente con una disolución acuosa de bicarbonato sódico y secar.

Es necesario un control del proceso hasta alcanzar el resultado esperado.

Vitrificados: Se puede emplear puro o diluido en función de la suciedad a eliminar. Enjuagar posteriormente con abundante agua.

Aluminio: Aquí han de utilizarse diluciones mayores a 1:20, debido a su gran velocidad de ataque. Se descartarán aquellos aluminios que estén pulidos o tengan algún tipo de recubrimiento o anodizado (controlar el proceso mediante una prueba).


« Anterior 4/4 Siguiente