Imprimir esta página
LIMPIADOR DE ALUMINIOS, ACEROS INOXIDABLES, CROMADOS Y VITRIFICADOS.

Producto ácido de acción rápida y controlada.
Actúa únicamente sobre las partes oxidadas, lo que conlleva un ahorro de producto y tiempo.
Contiene inhibidores de la corrosión que protegen a las partes no oxidadas de la acción ácida, protegiendo metales ferrosos colindantes.


Es una mezcla de naturaleza ácida con disolventes e inhibidores de corrosión para limitar el ataque únicamente a las partes oxidadas. Esto supone un ahorro de material y de producto.

Es un efectivo limpiador de superficies de acero inoxidable en mal estado por la oxidación (zonas costeras esencialmente), cromados y vitrificados.

Su acción es muy rápida, sobre todo en el aluminio, eliminando la fina capa de óxido y depósitos de suciedad.


Su uso está generalizado en salas de máquinas, embotelladoras, limpieza de baldosines y vitrificados, mostradores de acero inoxidable, depósitos, piscinas, etc.

Por ello se puede utilizar en industria alimentaria, restaurantes, cafeterías, hoteles, bodegas, en el sector naval, etc.

RNT-100 actúa como desbastador de metales, y solamente se utilizará sobre éstos, cuando únicamente posean suciedades de tipo óxido. En el caso de precisarse un limpiador de grasas u otro tipo de suciedades que no sean óxidos, se utilizará un limpiador de superficies duras tal como nuestro CLEAN-GLASSES.


RNT-100 se emplea diluido en agua, con posterior enjuagado con agua abundante. No debe aplicarse con frotado fuerte.

Acero inoxidable y cromados: Utilizar exclusivamente sobre metales en mal estado por la oxidación. Se puede emplear por pulverización o inmersión, diluido en agua en la proporción 1:20. Enjuagar abundantemente con agua y posteriormente con una disolución acuosa de bicarbonato sódico y secar.

Es necesario un control del proceso hasta alcanzar el resultado esperado.

Vitrificados: Se puede emplear puro o diluido en función de la suciedad a eliminar. Enjuagar posteriormente con abundante agua.

Aluminio: Aquí han de utilizarse diluciones mayores a 1:20, debido a su gran velocidad de ataque. Se descartarán aquellos aluminios que estén pulidos o tengan algún tipo de recubrimiento o anodizado (controlar el proceso mediante una prueba).

Productos relacionados (por etiqueta)