Imprimir esta página

GALVANIZADO EN FRÍO.
EVITA EL ÓXIDO Y LA CORROSIÓN.

Imprimación epoxi rica en zinc, que forma una película con más de un 90% de cinc metálico.

Fácil y rápida aplicación con aerosol,  obteniéndose un secado rápido.

Alta adhesión, no amarillea, ni mancha, no se fractura ni descascarilla.

Ideal para retocar y proteger metales galvanizados dañados, y para parchear cordones de soldadura.


Es una imprimación epoxi rica en zinc, que al secar forma una película que contiene más de un 90% de cinc metálico. El cinc se une electroquímicamente al hierro y al acero protegiéndoles de la oxidación y de la corrosión. Proporciona una protección igual o superior al galvanizado en caliente por inmersión.

Basado en la deposición de partículas metálicas de zinc.

VENTAJAS DE LA GALVANIZACIÓN EN FRÍO CON JOVI:

  • Producto epoxi monocomponete en aerosol, de fácil aplicación, que se expande y nivela de manera uniforme.
  • Formulado para resistir condiciones severas. Alta resistencia a la corrosión por sal y agua.
  • Ideal para retocar metales galvanizados dañados, y para cordones de soldadura.
  • Alta adhesión, no amarillea, ni mancha y, por supuesto, no se fractura ni descascarilla.
  • Producto exento de plomo y de propelentes clorofluorados considerados perjudiciales para la capa de ozono y el medio ambiente.

Se usa para proteger de la corrosión, soldaduras, acero estructural, hierro forjado, superficies galvanizadas dañadas, tuberías de hierro, unidades de aire acondicionado y refrigeración.

Es ideal para el mantenimiento en general de estructuras metálicas, equipos y maquinaria en: plantas de alimentos, refinerías, centrales de calor, torres de transmisión, industrias del automóvil, industria naval, maquinarias y construcción.

Muy útil para parchear zonas de soldaduras en superficies galvanizadas, estructuras, canalones, tuercas, conductos portacables, etc.

JOVI se puede emplear como recubrimiento final o como imprimación.


Una adecuada preparación de la superficie contribuye a aumentar el tiempo de vida del recubrimiento. Todos los contaminantes (escamas, óxidos, aceites, grasas, soldaduras sueltas, pintura envejecida u otro material extraño) deben ser eliminados, para facilitar el perfecto contacto entre el metal a proteger y el cinc de la pintura. Para la limpieza y preparación de las superficies metálicas se pueden utilizar nuestro desoxidante, desengrasante y fosfatante, FERRIPHOS, y nuestro convertidor de óxidos, MIRAGE.

Las superficies deben estar limpias y secas. Se debe procurar que la superficie se encuentre lo más lisa posible.

Agitar el aerosol unos 2 minutos, cuidando que las bolas mezcladoras que lleva en su interior suenen libremente. Esto garantiza una homogeneidad del producto.

Se obtienen mejores resultados cuando la temperatura de aplicación sobrepasa los 20 ºC. Aplique una capa densa para obtener el espesor adecuado en los puntos concretos. En soldaduras, esquinas y extremos se recomienda aplicar dos veces. No se recomienda su uso en superficies que vayan a estar sumergidas en soluciones ácidas o alcalinas.

Aunque está exenta de plomo, la aplicación se efectuará con buena renovación de aire y con aspiración.

Productos relacionados (por etiqueta)