Tlf: 952329100 - Email: comercial@brikensa.com

  • Previous
  • Next

Aplicación en el sector agrícola:

• En la desincrustación de los sistemas o cintas de riego:

  • En campaña: Se utilizarán 5 litros de ONS por hectárea en media hora de riego (aprox. 20000 litros de agua), teniendo en cuenta los siguientes parámetros:

- pH: La bajada de pH provocada por la adición del producto será del orden de 1,5 puntos (para aguas tratadas de pH neutro).
- Cloro: La aportación de cloro del producto será del orden de 1,83 mEq (miliequivalentes) de cloruro (en forma de HCl) por litro de agua.
La asiduidad y dosificación del producto dependerán de las condiciones de cada instalación, si bien, la periodicidad estándar en estos casos es de una aplicación mensual. La dosis reseñada puede variar en función de los parámetros preexistentes en el terreno y en las aguas según la zona geográfica.

  • Final de campaña: En este caso se utilizarán 10 litros de producto por hectárea en media hora de riego (aprox. 20000 litros de agua), antes de la higienización de lomos.
  • Nueva planta: En el caso de lomos de 2º año (fresa), se puede realizar una aplicación extra antes de la nueva plantación para garantizar una limpieza total del sistema. En este caso la dosis será la misma que para antes de la desinfección del terreno, es decir, 10 litros de ONS por hectárea en media hora de riego.

En todos los casos la aplicación se realizará en el último riego de la tarde, dejando actuar el producto toda la noche. En el primer riego de la mañana se abrirán las puntas de los sistemas de riego y se aclarará con abundante agua limpia para eliminar los restos de producto y así dejar el sistema libre de residuos.

• Para la limpieza de restos de sulfato de cobre y para la descalcificación de los goteros (previo desmontado) y otros elementos, se utiliza diluido en proporción 1:5 o 1:6 en agua. Posteriormente se enjuagará con abundante agua para eliminar posibles restos.

Como limpiador de metales:

Debe diluirse en proporciones variables que oscilan entre 1:3 y 1:6  en agua. Se aplicará el producto por pulverización o trapeado, dejándolo actuar unos minutos y posteriormente se limpiará con abundante agua. Después de esta limpieza conviene realizar un tratamiento de protección (para ello disponemos de productos como FERRIPHOS, MIRAGE, JOVI y RECUBRIK).

 


« Anterior 4/4 Siguiente