Tlf: 952329100 - Email: comercial@brikensa.com

  • Previous
  • Next

Para aguas potables la concentración cloro libre residual es función del pH. Según la normativa vigente, el agua potable debe de ajustarse a éstos parámetros:

    · pH entre 6.5 y 9.5.
    · Cloro libre residual no debe superar 1 mg/l.

Se recomienda comprobar diariamente, con un kit de análisis, el nivel de cloro en el agua, que debe estar entre 0,5 p.p.m.(0.5 mg/l, aprox. 3,33 ml. de CLORO-LIK por cada m3 de agua) y 0.8 p.p.m. (0.8 mg/l, aprox. 5,33 ml. de CLORO-LIK por cada m3 de agua).

Para aguas estancadas o recirculantes debe ajustar el pH del agua entre 7,2 y 7,6. Añadir CLORO-LIK todos los días al atardecer, cuando el sol no degrada las moléculas de la forma activa del cloro (ácido hipocloroso), directamente al agua o mediante bomba dosificadora a una proporción de aproximadamente 1 a 3 litros por cada 100 m3 de agua. Comprobar diariamente, con un kit de análisis, el nivel de cloro en el agua, que debe estar entre 1.5 a 4.5 p.p.m. (mg/l). No obstante, debe ajustar el contenido en cloro libre residual de acuerdo a la legislación, si la hubiere. Debido a la alcalinidad del producto, el valor del pH aumenta, por lo que conviene ajustar el pH del agua tratada. Nuestros productos ácidos, tales como ONS o ISMA, son útiles para reducir el pH en aguas recirculantes y estancadas.

Cuando el agua no ha sido tratada durante un largo periodo de tiempo, conviene realizar un tratamiento de choque con una dosificación de 3 litros de CLORO-LIK por cada 100 m3 de agua a tratar (4.5mg/l de cloro), después se vuelve a regular el contenido de cloro al nivel normal con nuestro producto reductor SINOX-pH.

También se puede utilizar para la limpieza de las superficies cercanas a depósitos, fuentes, etc, diluyendo 10 – 20 ml de CLORO-LIK en unos 15 litros de agua, mediante pulverización o fregado, efectuando un aclarado posterior con abundante agua.


« Anterior 4/4 Siguiente