Imprimir esta página
ANTIESPUMANTE PARA MEDIOS ACUOSOS

Antiespumante para medios acuosos no alimentarios.

Ejerce un inmediato, eficaz y persistente control de espumas. Inhibe la formación de espumas.

De fácil y rápida dispersión.

Baja dosificación.

Estable en un amplio intervalo de pH.

Compatible con un amplio número de procesos químicos, tensioactivos, tintes, textiles, etc. No modifica el poder de limpieza de los detergentes.


ANTIFOAM es un producto a base de emulsión no iónica de siliconas especialmente formulado como antiespumante para medios acuosos no alimentarios, en procesos químicos, textiles y en procesos industriales generales.

  • Ejerce un inmediato, eficaz y persistente control de espumas. Estas espumas pueden proceder de detergentes, o bien ser producidas por efectos mecánicos de bombas en diversos procesos industriales.
  • Inhibe la formación de espumas.
  • De fácil y rápida dispersión.
  • Baja dosificación.
  • Estable en un amplio intervalo de pH.
  • Compatible con un amplio rango de procesos químicos, tensioactivos, tintes, textiles, etc. No modifica el poder de limpieza de los detergentes.

 


Su uso está indicado en trenes de lavado, donde un exceso de espuma puede hacer rebosar la capacidad prevista de los depósitos. Es también interesante su uso en los procesos de desincrustación de circuitos de calefacción, generadores de vapor, calderas, torres de enfriamiento, etc., donde la eliminación de los carbonos mediante agentes de tipo ácido produce gran cantidad de espumas (CO2), que posteriormente impiden el cebado de las bombas.

Está indicado para procesos de la industria textil, entre ellos, tintado, impresión o estampación, recubrimientos de látex, blanqueado, lavado, acabado, etc.

Entre los procesos químicos en los que ANTIFOAM encuentra aplicación, se pueden citar entre otros, los lodos de perforación, efluentes de procesado (no biológicos), industria del látex, detergencia y pesticidas. También en los tanques abiertos de las plantas depuradoras de agua.

 


El poder antiespumante de ANTIFOAM es tan enérgico, que pequeñísimas cantidades de producto tienen efectos sorprendentes.

A título orientativo, ya que las situaciones son muy diversas, recomendamos dosificaciones que oscilan entre el 0,1 y el 1 por  100. Pueden existir casos especiales en los que se requiera una dosificación mayor.

La forma más sencilla de aplicación es el añadir muy lentamente ANTIFOAM (por goteo), hasta ver la desaparición de las espumas. La velocidad de acción es rapidísima (bastan solamente unos segundos).

 

Productos relacionados (por etiqueta)